Volar Embarazada
Embarazo y Concepción

Volar Embarazada

Hola amigas, para las que no me conozcáis, deciros que mi nombre es Jessica y en este Blog intento poner mi granito de arena para ayudar a resolver dudas frecuentes sobre el embarazo, el parto, la lactancia y la crianza. Hoy vamos a resolver la siguiente pregunta: ¿se puede volar embarazada?.

Se puede Volar Embarazada¿Se puede Volar Embarazada?

Para aquellas futuras mamás que tienen un viaje o desplazamiento entre manos y necesitan saber si se puede volar en avión estando embarazada voy a detallaros qué tenéis que tener en cuenta, así como la normativa sobre los viajes en avión de mujeres embarazadas de las principales líneas aéreas.

Antes de adentrarnos en los consejos y recomendaciones de tu vuelo durante el embarazo, quiero que sepas que sí se puede volar embarazada, con algunas excepciones que vamos a ver en este post. Pero vamos por partes:

¿Es seguro volar estando embarazada?

Es absolutamente seguro volar durante la mayor parte de su embarazo.

Y no solo es seguro, si no que además te vendrá bien aprovechar para escaparte unos días si el vuelo es por placer, ya que después del parto probablemente tengas que descartar viajes hasta que transcurra un tiempo y todo vuelva a su “normalidad”.

Puedes volar embarazada sin ningún problema, siempre que no haya contraindicación médica que lo impida.

Generalmente, no podrás volar en avión estando embarazada en los siguientes casos:

  • Padeces de diabetes mal controlada.
  • Tienes hipertensión (alta presion sanguinea).
  • Presentas hiperemesis gravídica (náuseas matinales excesivas).
  • Has tenido un aborto espontáneo anterior.
  • Has experimentado un nacimiento prematuro previo.

Volar con Embarazo de Alto Riesgo

El transporte aéreo es seguro en un embarazo que se desarrolla con normalidad y cuya madre no tiene antecedentes médicos de interés.

Solo en caso de que tu embarazo sea considerado de alto riesgo o padezcas de alguna enfermedad incompatible con volar en avión, tu médico puede aconsejarte no volar durante el embarazo.

Volar Embarazada durante el primer y segundo Trimestre de Embarazo

volar durante el embarazoEn el caso de poder decidir cuándo volar, se recomienda que sea durante el primer y segundo trimestre de embarazo, siendo el segundo trimestre, desde la semana 14 de embarazo hasta la 27, el mejor momento para volar embarazada.

¿Por qué?, generalmente en el segundo trimestre de embarazo han desaparecido por completo las náuseas y el riesgo de aborto espontáneo. Además los niveles de energía son más altos, por lo que te sentirás mejor para emprender un vuelo.

Volar embarazada durante el tercer trimestre

Por norma general y si el embarazo transcurre con normalidad, será igualmente seguro volar embarazada durante el tercer trimestre de embarazo.

Más abajo vamos a ver la normativa de las principales aerolíneas, pero para que te hagas una idea, la mayoría de ellas permite volar a embarazadas hasta su semana 36 de embarazo. En caso de embarazo gemelar, generalmente se puede volar embarazada hasta las 32 semanas de embarazo.

La semana de embarazo permitida para volar suele aplicarse al día en que vuela de regreso a su país o ciudad de origen.

A partir del tercer trimestre de embarazo, coincidiendo con la semana 28 de gestación, necesitará casi con total seguridad un informe médico que confirme su fecha probable de parto, así como que el estado tu salud es bueno y que es poco probable que entre en trabajo de parto durante el vuelo. Es posible que no te lo pidan en todos los vuelos, pero asegúrate de guardar una copia en tu equipaje de mano por si las moscas.

Los agentes de viajes y las aerolíneas no te preguntarán si estás embarazada al reservar tu vuelo, pero si tu barriga de embarazada es evidente, es posible que te pregunten en el mostrador de facturación.

Algunas empresas de aerolíneas tienen un documento modelo para vuelos de embarazadas que puedes imprimir y hacer que tu médico lo firme.

Por último debes tener en cuenta que existen compañías aéreas que no permiten el vuelo a embarazadas a partir del séptimo mes de embarazo, ya que la probabilidad de que la madre se ponga de parto es mayor.

Riesgos de volar embarazada

riesgos de volar embarazadaEl único riesgo al que las mujeres embarazadas son expuestas al volar en un avión es al trombótico por permanecer sentada durante un largo periodo de tiempo. Este riesgo es el mismo que si permanecemos sentadas durante largo rato en el propio salón de nuestra casa, por ello, se recomienda que el vuelo no dure más de 4 horas por trayecto.

Por otro lado debes tener en cuenta que no se recomienda viajar a países de alto riesgo en enfermedades infecciosas ya que conlleva un importante riesgo materno -fetal.

¿Los escáneres de seguridad del aeropuerto ponen en riesgo al bebé?

No. Cuando pasas por el escáner de seguridad del aeropuerto, el detector de metales no le hará daño a tu bebé. Sólo el equipaje es expuesto a escáneres de rayos X. En algunos aeropuestos existen sistemas de rayos X de retrodispersión de cuerpo completo que también son totalmente seguros durante el embarazo, así que puedes estar tranquila.

¿El bebé puede sufrir durante el vuelo aún estando dentro de mi barriga?

No hay evidencia de que volar, o estar en una cabina presurizada, sea perjudicial para el bebé que está por nacer.

Sin embargo, es mejor no volar en un avión pequeño que no tenga presión en la cabina. El aire es significativamente menor a grandes alturas. En un avión sin presión en la cabina, tu cuerpo tiene que esforzarse más para suministrarte a ti y a tu bebé suficiente oxígeno.

Consejos para volar estando embarazada

Consejos para volar embarazadaManten la circulación de tu sangre en movimiento tan a menudo como sea posible. Quedarte quieta en cualquier lugar por largos períodos de tiempo puede hacer que tus pies y tobillos se hinchen y que tus piernas se contraigan.

Trata de caminar alrededor de tres minutos cada hora. Caminar por el pasillo y hacer algunos estiramientos simples ayudará a evitar el riesgo de coágulos de sangre (trombosis).

 

Evita comidas pesadas y abundantes, así como bebidas con gas en las horas previas al vuelo y durante el mismo.

Abrocha por debajo de tu abdomen el cinturón de seguridad, evitando así que no se comprima tu útero.

 

Sentada o de pie, estira primero las pierna hacia afuera y flexiona suavemente el pie para estirar los músculos de las pantorrillas. Cuando estés sentada, gira los tobillos y mueve los dedos de tus pies.

Gira los hombros en ambas direcciones. Mueve el cuello dejando caer la oreja en el hombro hacia los dos lados y gira la cabeza lentamente hacia atrás y hacia adelante. Repite todos los ejercicios unas 10 veces.

Si es posible, siéntate cerca del pasillo, ya que tendrás un espacio adicional para mover las piernas y facilitará los paseos y las pausas en el baño del avión.

Es probable que la presión en la cabina haga que tus pies se hinchen durante el vuelo, así que usa zapatos cómodos. Si hay un asiento vacío a tu lado, ¿por qué no te quitas los zapatos y levantas los pies?.

Volar también puede deshidratarte porque el aire de la cabina tiene muy poca humedad. Lleva contigo una botella de agua y bebe líquido con regularidad.

Hemos visto que volar durante el embarazo puede aumentar ligeramente el riesgo de coágulos sanguíneos. Usa medias de compresión (medias de vuelo) cuando vueles para ayudar a mantener la circulación.

Si notas hinchazón, dolor, sensibilidad o enrojecimiento en alguna de tus piernas, especialmente por detrás de la parte inferior, busca atención médica. Esto podría ser un signo de trombosis.

¿Cómo puedo disfrutar de mi vuelo estando embarazada?

No se pierde nada con preguntar si es posible sentarse en un asiento business o incluso en primera clase, ganarás un poco de espacio extra y mimos. Si no es posible, aún puedes aspirar a una experiencia de viaje sin estrés:

Reserva tu vuelo tan pronto como sea posible y será más probable que excojas el asiento que desees. Lleva contigo un buen libro o unos cascos con música que estén pèrmitidos durante tu vuelo. Seguro que consigues una experiencia de vuelo satisfactotia.

Volar Embarazada: Normativa de las principales compañías aéreas

Ahora solo nos queda repasar la normativa de las principales aerolíneas en cuanto a vuelos de mujeres embarazadas en sus aviones de transporte.

Volar embarazada Iberia

Iberia no exige ninguna autorización específica antes de las 28 semanas de gestación.

A partir de la 36 semana de gestación (32 si es múltiple y sin complicaciones) IATA te recomienda no volar. Si de todas formas necesitas viajar, deberás presentar un certificado de tu médico al embarcar.

Iberia te permite acceder al avión de forma preferente.

Visita su web para más información.

Volar embarazada Ryanair

Una vez que un embarazo sin complicaciones entre en su semana 28, las mujeres embarazadas están obligadas a llevar un formulario de la matrona/médico en la que se especifique que es “apta para volar”.

En el caso de Ryanair, tenéis un documento imprimible para tal objetivo. Podés obtenerlo desde aquí.

En los embarazos sin complicaciones no está permitido volar más allá de las siguientes fechas:

  •  Para los casos de embarazos simples, no se permite viajar después de que finalice la semana 36 de gestación.
  •  Para los casos de embarazos sin complicaciones de gemelos, trillizos, etc. no se permite viajar más allá del final de la semana 32 de gestación.

Más información sobre la normativa para volar embarazada con la compañia Ryanair.

Volar embarazada Vueling

Si estás embarazada podrás viajar con Vueling hasta las 27 semanas (inclusive) sin necesidad de aportar ningún certificado médico.

Si estás entre las 28 y 35 semanas (inclusive), deberás presentar un permiso original del médico en el que se confirme que puedes volar. Este permiso debe indicar también el periodo de validez del mismo (fecha de inicio y expiración), número de colegiado y firma del médico.

A partir de la semana 36 de gestación en adelante, las embarazadas no podrán volar por motivos de seguridad y salud de la madre y del futuro bebé.

Más información aquí.

Desde CAZATEST te deseamos un feliz vuelo y te recomendamos que disfrutes al máximo de tu viaje si es por placer. Un abrazo ¡y a volar!.

 

Entradas relacionadas

Deja tu comentario