Posponer el Embarazo: Causas más comunes | CAZATEST

posponer el embarazo

Posponer el Embarazo: Causas más comunes | CAZATEST

Posponer el Embarazo: Causas más comunes | CAZATEST
5 (100%) 2 vote[s]

Posponer el Embarazo: Las 3 causas más comunes

Nos encontramos ante una creciente infertilidad en la sociedad actual; la alimentación, el estrés, la edad en la que nos planteamos concebir y multitud de factores, en su mayoría desconocidos, afectan a la cruel realidad de muchas parejas a día de hoy. Posponer el embarazo puede ser un error fatal del que acabemos arrepintiéndonos. Hoy, vamos a repasar las causas más comunes que hacen que una pareja decida alargar el momento para quedar “embarazados”.

Edad

La edad nos juega malas pasadas cuando de embarazarse se trata, y es que, tristemente hemos llegado a una sociedad en la que una mujer de 25 años se contempla como tremendamente joven para ser madre y esa misma mujer con 30 años puede tener dificultades para tener un hijo en cuanto a su edad se refiere.

Muchas parejas deciden posponer el embarazo por su “temprana edad”, creen que aún es pronto para ser padres y que siempre habrá tiempo de concebir un hijo. La triste verdad es que se nos ha hecho creer que no estamos preparados para ser padres con 20 años. Los estudios, las fiestas y la inmadurez personal, son solo algunos de los factores determinantes para concluir que con 20 ó 25 años aún no estamos preparados para buscar un embarazo.

Cuando por fin muchas parejas llegan a una edad en la que se sienten “preparados”, comienzan una larga búsqueda entre test de embarazo y ovulación, que a veces nunca llega a dar su fruto.

Trabajo

El trabajo nos roba tiempo, y en la mayoría de los casos, nos roba la vida entera. Buscar un embarazo, sobre todo en cuanto a la mujer se refiere, se traduce en renuncia. Se debe renunciar al trabajo o a la maternidad con apego. La conciliación no siempre es posible y generalmente es a una falsa conciliación a la que tenemos acceso.

Nos han hecho creer que el trabajo es un bien preciado que debemos adorar, y la mayoría de personas se sienten realizadas trabajando durante toda su vida, por lo que buscar un embarazo es algo que nuevamente se pospone, con la idea de que algún día nuestra visión o situación cambie.

Dinero

Todo un clásico, el miedo a no tener dinero para criar a un hijo o la situación actual en la que podemos encontrarnos, hace que muchas parejas decidan posponer el embarazo a esperas de que llegue una etapa con más seguridad y estabilidad económica.

Si bien es cierto que el dinero es necesario, también lo es que hay muchas formas de conseguir y de hacer dinero. No nos han enseñado esto en las escuelas, donde la única forma de conseguir dinero es a través del duro trabajo y esfuerzo diario.

Sea como sea, el dinero no debe ser una traba a la hora de concebir un hijo. Al fin y al cabo, la mayoría de necesidades económicas entorno al niño y la crianza han sido impuestas. Un hijo no necesita tantas cosas materiales como el amor de sus padres.

A veces, posponemos el embarazo y esperamos a que llegue un “momento perfecto” que nunca llega. Por ello, mi consejo es que si se desea tener un hijo desde la ilusión y el amor sinceros, se lance uno a ello sin mirar atrás, sin miedos y sin contemplaciones, porque socialmente se nos ha enseñado a posponer el embarazo para que sirvamos a aspectos que otros creen más importantes para nosotros, pero el ser humano merece la oportunidad de crear una familia por encima de todo lo demás, porque uno de los regalos más grandes que tenemos, es la maravillosa capacidad de poder concebir a un hijo, no dejemos que nadie nos robe nuestro grandioso poder.

Comparte esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *